RESTITUCION DE LA MUJER.

Gen.1.26 Dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Que tenga autoridad sobre los peces del mar y sobre las aves del cielo, sobre los animales del campo, las fieras salvajes y los reptiles que se arrastran por el suelo.»

Gen.1.27 Y creó Dios al hombre a su imagen. A imagen de Dios lo creó. Varón y mujer los creó.

Gen.3.16 A la mujer le dijo: «Multiplicaré tus sufrimientos en los embarazos y darás a luz a tus hijos con dolor. Siempre te hará falta un hombre, y él te dominará.»

Gen.3.17 Al hombre le dijo: «Por haber escuchado a tu mujer y haber comido del árbol del que Yo te había prohibido comer, maldita sea la tierra por tu causa. Con fatiga sacarás de ella el alimento por todos los días de tu vida.

Gen. 2.24 Por tanto, dejará el hombre á su padre y á su madre, y allegarse ha á su mujer, y serán una sola carne.

02-038.30 En un principio el ser humano fue dividido en dos partes, creando así los dos sexos, el uno, el hombre, el otro, la mujer; en él fuerza, inteligencia, majestad; en la otra ternura, gracia, belleza. El uno, la simiente, la otra, la tierra fecunda. He ahí dos seres que sólo unidos podrán sentirse completos, perfectos y felices, porque con su armonía formarán una sola carne, una sola voluntad y un solo ideal.

1Timoteo.2.8 Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos limpias, sin ira ni contienda.

1Timoteo.2.9 Asimismo también las mujeres, ataviándose en hábito honesto, con vergüenza y modestia; no con cabellos encrespados, u oro, ó perlas, ó vestidos costosos.

1Timoteo.2.10 Sino de buenas obras, como conviene á mujeres que profesan piedad.

1Timoteo.2.11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.

1Timoteo.2.12 Porque no permito á la mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el hombre, sino estar en silencio.

1Timoteo.2.13 Porque Adam fué formado el primero, después Eva;

1Timoteo.2.14 Y Adam no fué engañado, sino la mujer, siendo seducida, vino á ser envuelta en transgresión:

1Timoteo.2.15 Empero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en la fe y caridad y santidad, con modestia.

Apocalipsis.12.1 Y UNA grande señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.

Apocalipsis.12.2 Y estando preñada, clamaba con dolores de parto, y sufría tormento por parir.

Apocalipsis.12.5 Y ella parió un hijo varón, el cual había de regir todas las gentes con vara de hierro: y su hijo fué arrebatado para Dios y á su trono.

Filemon.1.10 Ruégote por mi hijo Onésimo, que he engendrado en mis prisiones,

Efesios.5.21 Sujetados los unos á los otros en el temor de Dios.

Efesios.5.22 Las casadas estén sujetas á sus propios maridos, como al Señor.

Efesios.5.23 Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia; y él es el que da la salud al cuerpo.

Efesios.5.24 Así que, como la iglesia está sujeta á Cristo, así también las casadas lo estén á sus maridos en todo.

Efesios.5.25 Maridos, amad á vuestras mujeres, así como Cristo amó á la iglesia, y se entregó á sí mismo por ella,

Efesios.5.26 Para santificarla limpiándola en el lavacro del agua por la palabra,

Efesios.5.27 Para presentársela gloriosa para sí, una iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha.

Efesios.5.28 Así también los maridos deben amar á sus mujeres como á sus mismos cuerpos. El que ama á su mujer, á sí mismo se ama

Efesios.5.29 Porque ninguno aborreció jamás á su propia carne, antes la sustenta y regala, como también Cristo á la iglesia;

Efesios.5.30 Porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos

Efesios.5.31 Por esto dejará el hombre á su padre y á su madre, y se allegará á su mujer, y serán dos en una carne