Tema sobre la Evolución de la Materia y el Espíritu

En este tema buscamos analizar el significado del concepto EVOLUCION ESPIRITUAL, que encontramos en muchos lugares de las escrituras.

Este tema es muy importante, y por lo mismo debemos primero detenernos un momento y meditar: ¿que quiere decir “EVOLUCION” cuando leemos las enseñanzas?

La palabra EVOLUCION que encontramos en las escrituras no significa lo mismo que nos enseñan en las escuelas. En las escuelas nos ensenan que el hombre proviene del mono, y que hay un proceso de “evolución de las especies”. Este concepto no tiene nada que ver con el concepto de EVOLUCION que encontramos en las escrituras. Son dos cosas muy diferentes.

Pero entonces, comenzamos con una pregunta básica: ¿Qué significa la palabra “evolución” en las escrituras?

Para encontrar la respuesta, tenemos que estudiar las escrituras, y cuestionar cada idea que encontramos.

A continuación tenemos una serie de preguntas, y algunos párrafos de las escrituras, que tratan de mostrar como podemos encontrar las respuestas que buscamos.

Pregunta: ¿que es lo que Dios quiere de nosotros?

1.8.24. No quiero que os fanaticéis con mi palabra, ni que forméis una nueva idolatría. No deseo el sacrificio de vuestras vidas, ni que ofrezcáis las flores o los frutos de vuestros huertos, porque ellos son mi obra y ningún mérito hacéis con dármelos. No es mi voluntad que hagáis imágenes con vuestras propias manos y después las adoréis, ni que edifiquéis otra torre de Babel, llenos de vanidad y de soberbia. Lo que anhelo que me ofrezcáis, es un santuario que llegue hasta Mí, formado con vuestras obras de amor, oraciones y palabras nacidas de vuestro corazón y entregadas en mi nombre a los espíritus hambrientos de verdad: Este es el culto que os pido.

 

Pregunta: ¿como hemos de encontrar el camino hacia Dios?

1.8.25. Estáis sujetos a la Ley de evolución, he aquí el por qué de vuestras reencarnaciones. Sólo mi Espíritu no necesita evolucionar: Soy inmutable.

1.8.26. Desde el principio os he mostrado la escala por donde tienen que ascender los espíritus para llegar a Mí. Hoy no sabéis en qué plano os encontráis, mas cuando dejéis vuestra envoltura conoceréis vuestro grado de evolución. No os detengáis, porque seríais un obstáculo para los que vienen detrás de vosotros

Pregunta: ¿Qué es eso de la Ley de Evolución?

07.180.30 Evolución: palabra que estará en los labios de la humanidad cuando se ocupe de su espíritu, porque significa progreso, elevación, transformación y perfeccionamiento.

 

02.037.18 Yo soy quien envía a los espíritus a encarnar de acuerdo con la ley de evolución, y en verdad os digo, que no serán las influencias de este mundo las que hagan variar mis planes divinos, porque por sobre todas las ambiciones de poder se hará mi voluntad.

02.037.19 Cada ser humano trae una misión a la Tierra, su destinó está trazado por el Padre y su espíritu ungido por mi caridad. En vano los hombres hacen ceremonias y ungen a los pequeños; de cierto os digo, que en ninguna edad material, serán las aguas las que purifiquen al espíritu de sus faltas a mi ley. Y si Yo envío a un espíritu limpio de todo pecado, ¿de qué mancha le purifican los ministros de las religiones con el bautizo?

 

 

Pregunta: ¿Pero entonces qué significa evolucionar?

02.041.01 En todos los tiempos os he hablado de la vida eterna que existe más allá de lo material. Os he prometido que todos gozaréis de ella, mas también os he revelado que debéis restituir los males que hayáis causado para que vuestro espíritu evolucione.

 

3.79.34. Comprended que aunque aparentemente la Creación ha sido terminada, sin embargo todo evoluciona, todo se transforma y se perfecciona. ¿Podría vuestro espíritu escapar a esa Ley divína? No mis hijos. Nadie podrá decir la última palabra sobre lo espiritual, sobre la ciencia ni sobre la vida, porque son obras mías que no tienen fin.

 

06.146.44. Mi Ley es un camino de justicia y amor al cual estoy volviendo a llamar a los hombres, para que gobiernen a las familias y a los pueblos con ese amor y esa justicia de que os hablo. En esa Ley existe el principio y el fin de todo lo creado; es mi voluntad que todo viva en armonía, y que vosotros, dentro de esta Creación, evolucionéis espiritualmente como evolucionan los diferentes reinos de la Naturaleza, para que alcancéis el progreso de vuestro espíritu.

06.149.40. Llegué entre vosotros a través de Jesús y os dije: "Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen y orad por los que os ultrajan y os persiguen, para que seáis reconocidos como hijos de vuestro Padre que está en los cielos". Esta es ley espiritual, por lo tanto eterna, ella no sufrirá cambio alguno. Sólo lo humano es lo que cambia, evoluciona y se transforma.

 

1.13.8. Cuántas veces al hablarles, se miraban unos a otros para indagar quién de ellos había comprendido lo que Jesús había dicho; y no pudieron explicarse las palabras del Maestro, al fin le rogaban que fuese más claro en su lección. En verdad os digo, que más clara no podía ser mi palabra, mas en este tiempo no había evolucionado lo suficiente el espíritu para comprender toda la enseñanza que había recibido; era necesario que pasara el tiempo, que la humanidad adelantara espiritualmente para que, iluminada con la luz de la espiritualidad, entendiera el sentido de las revelaciones divinas.

1.15.5. ¿Por qué no siguió el espíritu desde su principio los dictados de la conciencia? Porque no había evolucionado lo suficiente para comprender y cumplir los mandatos que le inspiraba y al mismo tiempo, saber dominar los impulsos de la carne. El libre albedrío y la influencia de la materia, son las pruebas a las que está sujeto vuestro espíritu.

 

1.17.24. Escuchad: Dios, el Ser Supremo, os creó "a su imagen y semejanza", no por la forma material que tenéis, sino por las virtudes de que está dotado vuestro espíritu, semejante a las del Padre.

1.17.25. Cuán agradable a vuestra vanidad ha sido el creeros la imagen del Creador. Os creéis las criaturas más evolucionadas hechas por Dios y estáis en grave error al suponer que el Universo se hizo sólo para vosotros. ¡Con cuánta ignorancia os llamáis a vosotros mismos los reyes de la creación!

1.17.26. Comprended que ni siquiera la Tierra está hecha solamente para los hombres. En la escala interminable de la creación divina, existe un número infinito de espíritus que van evolucionando en cumplimiento a la Ley de Dios.

3.80.48. Mi amor es inmutable, no puede ser mayor porque es perfecto, ni puede disminuir jamás. Prueba de esto os la he dado al concederos esta vida que es vuestro albergue y que se muestra siempre pródiga y maternal con vosotros. ¿Os ha faltado un solo día la luz del sol? ¿El aire os ha dejado de vivificar? ¿Se han secado los mares o han dejado de correr los ríos, cuyo líquido baña toda la Tierra? ¿Y el planeta en sus evoluciones ha huído bajo vuestros pies para arrojaros al vacío alguna vez?

06.154.17. ¿Sois actualmente hombres más evolucionados que los de aquella era? ¿Por qué no lo demostráis con las obras de vuestro espíritu? ¿Acaso creéis que esta vida es eterna o acaso pensáis que sólo debéis de evolucionar por la ciencia humana?

6.159.76. El hombre ha equivocado el camino, porque estas guerras que ha promovido, son frutos de su mala ciencia que no ha querido purificar ante la luz de su conciencia. Cuando la mente humana evolucione al par que los sentidos iluminados por la luz divina, veréis a los hombres descubrir y crear maravillas con su ciencia, cuando estén inspirados en el amor a sus semejantes.

06.174.32. Todo evoluciona. El hombre adelanta en su ciencia, mas no aprovecha este saber que ha adquirido en hacer el bien, no sabe consolar ni proteger a sus semejantes. Las ambiciones y el mal entendimiento del libre albedrío, han causado una nueva guerra y su consecuencia es el dolor.

07.179.64 Esta vida es una hermosa oportunidad que se presenta a vuestro espíritu para progresar.  Caminad, creced, evolucionad, mirad cómo todo en la creación evoluciona y se transforma. Fuisteis en el principio semejante al átomo en vuestra pequeñez; pero por la inteligencia de que os doté, habéis llegado a tomar en vuestras manos los elementos que la naturaleza posee, para serviros de ellos.  Desde que llegasteis a morar la tierra, ya se encontraba en ella la ley esperandoos, y el Padre desde entonces os ha estado revelando la vida espiritual, encaminándoos a la morada a donde habéis de llegar a descansar y a gozar de paz después de la lucha, para alcanzar vuestra purificación.

07.183.57 Estáis viviendo un tiempo en que la humanidad evolucionada materialmente, se enorgullece con su saber y me desconoce; olvida su misión espiritual y desprecia la naturaleza que he puesto a su servicio, al alcance de su entendimiento para vida y recreo de su cuerpo y elevación de su espíritu. Opaca lo que hay de más valor en ella y por lo que he venido siempre, que es su espíritu el que me pertenece. Mas así como la faz de la tierra ha de cambiar, el hombre también me reconocerá.  Sus ideales que hoy todavía son materiales, se tomarán en anhelos espirituales. Todos los seres han sido sometidos a pruebas y en ellas se acrisola y se doblega el espíritu.

58 Yo os he contemplado desde que principiasteis a caminar con una mente confusa, con un cerebro torpe.  Os he visto despertar poco a poco y evolucionar hasta alcanzar ideas más precisas de la realidad.  Os he contemplado luchar contra la adversidad las pruebas y las tentaciones; y cuando al fin habéis descubierto el valor de la vida espiritual, alcanzando a elevaros, he visto sonreír a vuestro espíritu.  Esa sonrisa ha sido de paz, de satisfacción y esperanza.  Pero también lo he visto retroceder, enfangándose en el mundo; entonces ha llorado y ha tenido que purificarse para alcanzar mí gracia, mas aun en sus caídas ha encontrado una luz, la luz de la experiencia.

08.231.25. Vuestra vida material ha evolucionado; ya no es la misma de los tiempos pasados, y a medida que vuestros pasos os han ido llevando por el camino de la evolución, habéis encontrado los frutos de la ciencia concedidos a todos los que han cumplido su misión. A los que han equivocado mi mandato y penetrado en mis arcanos para descubrir los misterios de la Naturaleza, a los que han tomado la fuerza de los elementos tan sólo para utilizarla en obras de destrucción y de muerte, les censuro y les hago un llamado, porque he venido a ordenar y a encauzar a todos los elementos, y todo debe ser restaurado y vuelto a su lugar.

10.277.41. El Creador puso a los hombres en un mundo cuya Naturaleza evoluciona sin cesar, pero evoluciona siempre hacia la perfección; mas los hombres, habitado en el seno de esta Naturaleza, no evolucionan en armonía con ella, porque no buscan su mejoramiento moral, no aspiran al perfeccionamiento de su espíritu, que es la esencia y la razón de su existencia.

10.277.42. La evolución humana, sus progresos, su ciencia y su civilización no han tenido jamás por meta la elevación del espíritu, que es lo más alto y noble que en el hombre existe; su aspiración, sus ambiciones, sus anhelos e inquietudes, han tenido siempre su meta en este mundo. Aquí han buscado el saber, aquí han acumulado tesoros, aquí se han procurado placeres, honores, galardones, poderes y halagos; aquí han querido encontrar su gloria. Por eso os digo que mientras la Naturaleza avanza paso a paso, sin detenerse en su ley de incesante evolución hacia lo sutil, hacia la perfección, el hombre se ha quedado atrás, estacionado y de ahí sus vicisitudes en la Tierra, de ahí las pruebas, los tropiezos y golpes que en su camino encuentra; porque en vez de armonizar con lo que en su vida le rodea, procurando enseñorearse de todo por medio de su elevación del espíritu, tal como desde el principio lo ordenó el Señor, ha querido enseñorearse a través de las bajas pasiones como son la codicia, el orgullo y el odio, claudicando de su puesto de señor y de príncipe sobre todo cuanto Dios puso bajo su voluntad, para convertirse en siervo, en esclavo y hasta en víctima de todos los elementos que le rodean.

10.282.74. Y es menester que deis pruebas del poder de la oración espiritual, como en los tiempos pasados las dieron aquellos hombres a quienes recordáis como patriarcas, como guía y profetas. No serán las mismas pruebas las que se verifiquen por vuestro conducto, porque debéis tener en cuenta que este es otro tiempo, que la humanidad ha evolucionado espiritual y materialmente, y que por lo tanto, las pruebas y prodigios que con la oración logréis, no podrán ser iguales a los de los primeros tiempos, sin embargo, serán maravillosos.

10.283.57 ¿Qué es la Naturaleza, sino una criatura grande? Sí, discípulos, una criatura que también evoluciona, se purifica, se desarrolla y perfecciona, a fin de llegar a albergar en su seno a los hombres del mañana.

10.283.58. ¿Cuántas veces resentís sus transiciones naturales para alcanzar ese perfeccionamiento y lo atribuís a castigos de Dios? Sin daros cuenta de que junto con la Naturaleza y con la Creación, os purificáis, evolucionáis y camináis hacia el perfeccionamiento.

 

Párrafos de las Enseñanzas del Mundo Espiritual que tratan del concepto “evolución”.

E4.3 La escala que soñara Jacob, es el camino del progreso del espíritu, el camino de la evolución espiritual, que principia con el hombre y termina en Dios, comienza en el plano terrestre y termina en el seno del Padre.

E5.54 Los tiempos han cambiado; estáis todos en un camino de progreso y de evolución, y habéis visto cómo vuestras prácticas han evolucionado, porque la Obra del Padre no se detiene: tampoco os detengáis vosotros.

E13.6 Terminado Su ayuno en el desierto, el Maestro retornó entre los hombres y fue cuando encontró a aquellos pescadores a la orilla del mar, les llamó y les convirtió en Sus párvulos, y aquellos hombres rudos despertaron; eran sencillos como lo podéis ser vosotros, ignorantes y rudos en sus costumbre, en su entendimiento y en su corazón, pero evolucionados en el espíritu, iluminados y fortalecidos como también vosotros lo podéis ser.

E20.39. El Señor ha descendido en este tiempo, de la Escala de Perfección a la de Jacob, y de ahí, ha enviado su Rayo Universal al cerebro del hombre; el pueblo de Israel se ha elevado hasta esa escala, la de Jacob, y por ella seguirá evolucionando, recibiendo inspiraciones.
E20.40. Espíritus evolucionados que nunca se habían comunicado por el cerebro del hombre, han descendido en este tiempo para custodiar a aquéllos que guían al pueblo de Israel; grandes espíritus, que son todo luz, han venido en este tiempo en infinito número para combatir contra las fuerzas del mal, y el Señor tiene tantos siervos a quienes mandar y los espíritus tenemos tanto regocijo en obedecer al Padre y en estar a Su servicio, que aquí nos tenéis, comunicándonos a través del entendimiento humano como el Padre ordenara.

E20.45. Mas sabed que será el Bien quien triunfe al final, venciendo la luz sobre la tiniebla, sabed que el amor triunfará sobre el odio y las bajas pasiones, que será establecido el Reino de Paz y que la humanidad dará grandes pasos hacia su adelanto en todos los órdenes, evolucionando de gran manera en corto tiempo, porque la conciencia en todos despertará; para ello, el pueblo de Israel habrá de llegar a las naciones llevándoles la buena nueva, enseñándoles la oración espiritual y derramando la Palabra del Padre.

E21.48 Todo progresa, todo aumenta, todo crece y se multiplica; si esto así no fuese, sería la negación misma de la Ley de Evolución, ley que gobierna a todos los seres y a todo lo creado.

Hablando de los seres espirituales “turbados”…..

E26.33 Son esos seres que vagan en una situación muy triste, mas aún dentro de esa tristeza, el espíritu experimenta grandes cosas, también evoluciona, también alcanza a comprender; su postración no puede ser eterna, y esa turbación se puede apartar si se acercan a un espíritu y a un corazón obediente de la Ley, a un labriego del Señor.

Pero continuando con el análisis sobre la Evolución Espiritual…..

E28.17. Después de la partida del Divino Maestro en ese tiempo, comenzó para la humanidad una lucha muy grande, surgiendo la discusión, la deliberación, las dudas y las interrogaciones acerca de si Jesús había sido una divinidad o simplemente un enviado.
E28.18. Se preguntaban los hombres si el espíritu de Jesús o de Cristo era el mismo Espíritu de Jehová o el de un hombre como todos, y el análisis se complicaba para aquellos espíritus, cuando pensaban que Jesús les habló de la venida del Espíritu Santo.
E28.19. La confusión se hizo mayor, y los hombres se preguntaban: ¿Quién es Jehová? ¿Quién fué Jesús? ¿quién es el Espíritu Santo del que El nos habló? ¿Qué relación existe entre uno y otro ¿son tres dioses? ¿tres personas? o ¿acaso todas forman un solo Dios?
E28.20. Y en cada una de las ramas que brotaron del Cristianismo surgieron todas estas discusiones, y al no llegar al esclarecimiento de estas cosas, les llamaron "misterio", y cuando la humanidad hambrienta de explicaciones les interrogaba, callaban las preguntas de los hombres diciéndoles: "esto es un misterio".
E28.21. Mas el espíritu de la humanidad habría de seguir caminando evolucionando, y por lo mismo, habría de seguir preguntando, inconforme con aquella conclusión y con aquella definición.

E37.31. Así los veis que vienen, cierran sus ojos tratando de elevar su corazón y se suceden los días, las semanas y los años, sin estudiar, sin progresar, sin evolucionar, dejan pasar los tiempos y como es natural, vienen el estancamiento, la atrofia de sus facultades y el endurecimiento de las fibras más sensibles del espíritu y de la carne.

E37.34. Mas el Señor no sólo ha buscado a los torpes y rudos, no solamente ha buscado a los ignorantes, pues hay otros que han evolucionado y sus ojos están más despiertos, y también a ellos ha escogido el Señor, porque también hay otros muchos a los que el Señor les ha de dar pruebas de esta manera.

E37.37. En este tiempo, Israel tendrá que hacer esfuerzos para depurarse, regenerarse y convertirse plenamente a la Obra, porque es el pueblo evolucionado y capacitado para llevar a cabo grandes sacrificios, para mover montañas con su fe, y para llevar a término la redención del mundo.

E44.14 Ahora ya no es sólo un pueblo, es toda una humanidad la que se encuentra postrada, a pesar de encontrarse más evolucionada; los entendimientos, los espíritus y los corazones han evolucionado en la ciencia, en la filosofía y en las distintas creencias y doctrinas.

E45.41 La Obra del Padre es inmutable, Su Doctrina y Su Ley no evolucionan, han sido, son y serán siempre perfectísimas; mas la práctica de los discípulos dentro de esta Obra, esa sí está sujeta a evolución, y el camino siempre os invita al progreso espiritual y es eso lo que el Padre os ha venido pidiendo: adelanto, progreso y espiritualidad.

E47.20 A los que habéis adelantado y evolucionado en el seno de esta Obra, os decimos, sin adulación alguna, que habéis sido los justos discípulos para tan justo Maestro.

E50.11. El alma, hermanos míos, como el espíritu, también precisa de la evolución, porque si analizáis correctamente, veréis cómo en la parábola de los siete días de la Creación contenida en el Génesis, primero es dado el reino mineral, después el reino vegetal, y finalmente el reino animal, para formar, de las almas evolucionadas de los tres reinos, el alma humana.
E50.12. Así, virtud a la unidad de estos dos polos, espíritu y alma, es que la restitución del espíritu está unido a la evolución de las cosas materiales, para que el espíritu reinara sobre todo lo material que el Padre había creado para él.
E50.13. El Padre púsole al hijo una tierra a sus pies, para que reinara y ejerciera su voluntad.
E50.14. Mas para sujetar al espíritu a lo material, puso el espíritu unido al alma, y ésta a su vez unida al cuerpo.
E50.15. El hombre está hecho a semejanza de Dios, Él lo ha revelado en Su palabra, sois a imitación de Dios, en vosotros están tres potestades, y estas potestades están en vosotros a semejanza de los tres tiempos.

E50.23. He aquí la explicación de la creación del hombre, desde el lodo del que brotara, hasta que su alma animal evolucionada tomara elevación, fuerza y calor a través del tiempo, aunque previa a la llegada del espíritu a la Tierra, tuviera esa alma que pasar por encarnaciones en diversos animalillos, desde el más elemental hasta el más avanzado.

E57.6 Los tiempos han transcurrido, evolucionando; aquellos tiempos, como los presentes, fueron preciosos, pero reinaba en ellos el fanatismo más acendrado, reinaba la idolatría.

E59.27 Ved cuán privilegiados sois, mas ese privilegio entraña responsabilidad, conlleva juicio y cargo; por tanto, haced que vuestro espíritu despierte, que vuestra mente evolucione y piense en lo que os espera el día de mañana dentro de esta Obra, para que no caigáis más en las rutinas del ayer, y para que os defendáis de los lazos de la tentación, que intentan sumergiros en el abismo.

E66.25 Y ¿porqué experimenta esto esa gran parte del pueblo, ante los acontecimientos que inexorablemente habrán de venir? Porque no se ha preparado, porque no ha sabido evolucionar, porque ha puestos los oídos sordos ante la voz del Maestro quien en mil tonos le ha hablado.